Pablo tuvo que romper con un concepto de negocio peculiar. Watson Coffee abrió sus puertas en Paseo Cayalá en agosto de 2015 y se enfrentó cara a cara con la competencia y a un público exigente. Su concepto era combinar un café con un libro.

Hoy, casi cuatro años después, Pablo enfrenta un nuevo reto y abre una segunda sucursal de Watson Coffee en zona 10. Encaminándose así a su visión de convertir su marca en un modelo de franquicia que replique de manera escalable su modelo de negocio.

¿Cómo enfrentar este reto?

Creo que el miedo es algo normal. Al principio Watson era totalmente desconocido, ahora hasta lo utilizan de referencia para ubicarse dentro de Paseo Cayalá. Claro que hemos tenido cierto miedo de enfrentarnos nuevamente a eso, a que la gente nos conozca y nos visite; pero ya hemos pagado un derecho de piso y confiamos en que todo saldrá bien.

¿Cómo supiste que era el momento adecuado para abrir una segunda sucursal?

Siempre tuvimos oportunidades de plaza para abrir un segundo Watson, pero desde un principio decidimos establecernos, posicionar la marca y crear comunidad. Cuando sentimos que estábamos listos empezamos a ver opciones, pero ninguna se daba de manera fluida, hasta esta última en que las puertas se fueron abriendo y las negociaciones beneficiaron a ambas partes.

¿Cómo obtuviste inversión para la expansión?

Estamos en un buen momento, donde los bancos ya nos ponen atención, sin embargo decidimos buscar un socio inversionista estratégico que adoptó la visión del negocio y se sube al caballo con uno.

¿Una lección que hayas aprendido en estos años?

Algo que le pasa a todo emprendedor, es que da por hecho que el primer mes va a vender miles o generar ganancias, y no es así, uno tiene que tener eso en cuenta para no tirar la toalla. En el arranque de un nuevo negocio la espera para ver ganancias se hace eterna.

Inspírate para tu próxima idea millonaria. Aprende de las mentes más brillantes. Suscríbete y Lee Win.

Lea ahora

Emprender: Cinco claves para que los equipos pequeños sean eficientes

Las siete reglas de Richard Branson para una carrera exitosa

Desarrollo comercial: Tres ideas sencillas con gran impacto


Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados