Los Millennials están matando estas industrias | Revista Win

Los hábitos de consumo de la generación Y, los nacidos entre 1980 y 1997, están lastimando las ventas de ciertas industrias. Los Millennials están dejando de comprar alimentos y artículos que solían ser populares entre sus padres y abuelos.

Estas son siete industrias que se han visto afectadas por la generación  representará más del 50% de la fuerza laboral en el año 2025.

Cereal

Las ventas de cereales han tenido un desplome en los últimos años. Según los datos de Mintel, empresa especializada en investigación de mercado con sede en Londres, las ventas de cereales en Estados Unidos han caído un 11% en los últimos cinco años, alcanzando aproximadamente $9 mil millones en 2017.

El 40% de los millennials encuestados por Mintel aseguraron que los cereales eran una opción inconveniente para el desayuno, informó The New York Times en 2016.

Las investigaciones muestran que hoy, en lugar de comer un tazón de cereal para el desayuno, muchos millennials optan por avenas instantáneas, los sándwiches de desayuno, los batidos con sabor a frutas y yogures. Con menos azúcar, más proteínas y más fibra, estas opciones se alinean mejor con los estándares de nutrición milenaria que los cereales procesados con azúcar.

El lado bueno de la historia es que el 82% de los millennials piensan que el cereal es un gran refrigerio. Puede que el verdadero problema sea la gran variedad de opciones que existen hoy y el cambio de relación que existe respecto al cereal como un tiempo de comida.

Cerveza

La cerveza artesanal está en aumento, mientras que las cervezas de mercado masivo están perdiendo popularidad.

Las principales marcas de cerveza como Coors, Budweiser y Heineken están sintiendo la presión, de los cambios en el comportamiento y las preferencias de consumo de los millennials.

Goldman Sachs rebajó las calificaciones de Constellation Brands (Corona, Modello) y Boston Beer Company (Sam Adams, Angry Orchard) en 2017, debido a las investigaciones que demuestran que los millennials beben menos cerveza que las generaciones anteriores.

La cerveza perdió el 10% de su participación en el mercado del vino y el licor entre 2006 y 2016. Una encuesta reciente de Harris Insights & Analytics encontró que un 20% de los bebedores jóvenes optarían por el vino durante el Super Bowl y otro 20% por algún tipo de licor. Para un evento público que es casi sinónimo de una gran cantidad de cervezas, esos números causaron conmoción en la industria cervecera estadounidense.

El problema parece estar en el cambio en el paladar de la generación joven, quienes prefieren el sabor sobre cualquier otra cualidad. Las grandes casas cerveceras empiezan a transformarse y lanzar productos a base de cerveza que más se parecen a un jugo.

Artículos de lujo

A los millennials les gusta el lujo, pero alquilan más y compran menos.

Es una de las “verdades” más difundidas y persistentes de esta generación es que a los millennials les preocupan las experiencias en lugar de las cosas, por lo que no están comprando automóviles deportivos ni relojes de lujo.

Los datos apoyan eso hasta cierto punto: el 78% de los millennials prefieren gastar dinero en experiencias en lugar de artículos. Más de una cuarta parte de los millennials en los Estados Unidos informaron en una encuesta reciente de Deloitte que no habían realizado una compra de lujo en el último año.

No obstante, la realidad es más compleja, a los millennials les gustan las cosas caras y las experiencias. Es solo que han cambiado la piensan sobre el lujo. Alquilar la ropa lujosa es suficiente para muchos.

Televisión por cable

Los Millennials están dejando el cable, pero la Generación X se inclina más a consumir contenido en línea que cualquier otra generación.

Los Millennials están renunciando a las suscripciones de cable en favor de los servicios de transmisión como Netflix, Hulu y Amazon Prime.

En 2018, 186.7 millones de adultos en Estados Unidos tenía televisión por cable o satelital. No obstante, los proveedores de cable tienen buenas razones para alarmarse: el número de suscriptores de televisión de pago bajó 3.8% en 2018, superando la caída de 2017 que se colocó en 3.4%.

Un estimado de 33M de personas canceló el servicio de televisión de pago en 2018, un 32.8% más respecto al año anterior, según eMarketer.

El streaming es el medio principal para esta generación. El 61% de las personas de 18 a 29 años utilizan la televisión, y los hogares milenarios consumen 4 veces más contenido en los dispositivos conectados a la televisión que en los televisores tradicionales.

Atún y sardianas enlatadas

A los millennials les gusta el atún, pero lo prefieren fuera de la lata.

La industria del atún enlatado está en declive. El consumo per cápita de atún ha disminuido un 42% en las últimas tres décadas, y las ventas del pescado se han desplomado un 4% en volumen desde 2013 hasta 2018.

Hay pruebas claras de que el consumo de atún enlatado entre los millennials es significativamente menor que para otros grupos de edad. En un estudio de 2018 en Mintel, solo el 32% de los jóvenes de 18 a 34 años reportaron haber comprado atún “recientemente”, en comparación con el 45% de los 55 años o más.

Mientras que las ventas de atún enlatado han bajado, las ventas de pescado fresco y congelado entre los millennials han aumentado. Comprar pescado fresco en una tienda y comerlo requiere mucha más preparación que comprar atún enlatado, pero está más en sintonía de los valores de esa generación.

Golf

Los exclusivos clubs de campo están en declive por una generación que más enfocada en la inclusión.

La industria del golf está luchando por sobrevivir. Una vez más, parece que los millennials pueden estar acabando con el deporte. La industria tendrá que evolucionar si espera recuperar terreno con los consumidores más jóvenes.

A mediados de la década de 1990, 9 millones de personas entre los 18 a 34 años jugaban golf, en comparación con los 6 millones de hoy. En general, el deporte ha perdido 5 millones de participantes en los Estados Unidos desde 2008, según la Fundación Nacional de Golf.

Pasas

Los Millennials quieren evitar las azúcares añadidas, incluso en una fuente “más saludable”

Según el director general de Sun-Maid, Harry Overly, las pasas tienen un problema con los millennials.

Cuando el Panel Nacional de Consumidores se dispuso a preguntar a 120 mil hogares estadounidenses diferentes acerca de sus bocadillos y el consumo de alimentos, descubrieron que los consumidores de pasas generalmente eran de generaciones anteriores.

Respondió excesivamente a este informe afirmando que las pasas habían “saltado una generación” y que “ya no eran lo más importante para los millennials que empezaban a tener hijos”.

Muchas de estas industrias están siendo amenazadas por no adaptarse a las nuevas condiciones del mercado. Sin importar el tamaño de la empresa, es necesario estar pendiente de los cambios en el mercado y  adelantarse a los mismos.

*Con información de Business Insider y CB Insights

Lea ahora

Deja tu comentario

Artículos Relacionados