En el último par de años en Microsoft, algunos viejos hábitos han sido descartados, como el colocar obsesivamente al software de Windows en el centro de todas las grandes apuestas de la compañía. Pero la empresa aún se atrinchera para proteger Office, su franquicia de software de USD 23 000 millones al año.

Por: Nick Wingfield

Microsoft dio a conocer Microsoft Teams, una adición al paquete de Office que permitirá a los profesionales reunirse virtualmente con colegas en salas de charla privadas para hablar sobre cualquier cosa, desde proyectos de trabajo hasta a dónde ir a almorzar.

Si piensa que Microsoft Teams suena un poco como «Slack», el servicio de chat relativamente nuevo que ha acelerado el pulso entre los inversionistas y clientes de Silicon Valley, estaría en lo correcto.

De hecho, si estuviéramos en 1997, un año más belicoso en Microsoft, la gente dentro de la compañía estaría cuchicheando que la nueva aplicación acabaría con Slack. Pero el tono es diferente en estos días, aun cuando la intención es esencialmente la misma.

«Miren, mi trabajo número uno es asegurar que cubramos las necesidades de los 85 millones de usuarios que tengo en Office 365 y mantengamos en crecimiento esa base», dijo Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, en una sala de conferencias en el campus de Microsoft. «Esto no se trata de arrebatarle el éxito a alguien más. Siempre hemos tenido muchas herramientas aquí que han competido y también coexistido».

Microsoft Teams es la más importante nueva adición en años a Office 365, el nombre actual del paquete de software de Microsoft, el cual a lo largo de los años ha emigrado del PC para convertirse en un producto suministrado a través de internet que incluye Word, Excel, PowerPoint y otras aplicaciones. Bill Gates, un cofundador de Microsoft y ahora asesor de tecnología, incluso participó en su creación.

Basic Slack, que lanzó su producto hace poco más de tres años, fue valuada por inversionistas privados en USD 3 600 millones.

Samir Diwan, director ejecutivo de Polly, una empresa emergente en Seattle que ha creado un software de votaciones que funciona con Slack y Microsoft Teams, dijo que Microsoft tenía una ventaja porque Slack no tenía todavía la credibilidad de que gozaba Microsoft entre las compañías más grandes.

Pero el poder de distribución no garantiza la victoria a Microsoft o cualquier otra gran compañía de tecnología. Su influencia con Windows no ayudó a vencer a Google en las búsquedas en internet. Google no pudo usar las búsquedas y YouTube para derrotar a Facebook en relación social. Y Facebook no ha encontrado cómo hacer desaparecer a Snapchat aun cuando ha lanzado su propio competidor de Slack.

Slack tiene alrededor de 4 millones de usuarios activos diarios, 1.25 millones de los cuales están pagando por el software. (Las funciones de Basic Slack son gratuitas, pero la gente puede pagar USD 6.67 o más al mes por funciones como búsquedas ilimitadas de archivos de mensajes.) La compañía de San Francisco, que lanzó su producto hace poco más de tres años, fue valuada por inversionistas privados en USD 3600 millones cuando recaudó dinero la primavera pasada.

Mira Lane, arquitecta principal de Microsoft Teams, con Brian MacDonald, a la derecha, el ingeniero acreditado con la creación de Microsoft Outlook, y Russell Cochran, un cliente en la sede del gigante del Software en Seattle. Fotografía: Revista Win – Patrick Kehoe / The New York Times.

Lo que es más, la mayoría de la gente está usando Slack porque quiere, no porque le esté siendo impuesto por un departamento de tecnología de la información corporativo. Slack ha sido adoptado por muchos como una forma más eficiente para que los equipos se comuniquen que el correo electrónico, el cual no está diseñado para las conversaciones en tiempo real.

Los mensajes en Slack son archivados y se puede buscar entre ellos, y la gente puede usarlo en dispositivos móviles y PCs. Butterfield dijo que Slack había ayudado particularmente a crear más transparencia entre las fronteras dentro de las empresas, permitiendo, por ejemplo, que los equipos de mercadotecnia vean de lo que está hablando el personal de ventas y que los ingenieros escuchen a los diseñadores de producto.

En una demostración en las oficinas centrales de Microsoft, ejecutivos demostraron cómo Microsoft Teams se parece a Slack y añade sus innovaciones. Como Slack, el software permite a la gente incluir GIFs y emojis en sus mensajes. Microsoft Teams puede conectarse con otras aplicaciones y servicios como Twitter y GitHub.

La diferencia más notable es que Microsoft Teams organiza las conversaciones en hilos, agrupando los mensajes del mismo tema para hacer las conversaciones más fáciles de seguir que en los torrentes de mensajes no ordenados de Slack. Tiene pestañas personalizables para hacer más sencillo encontrar servicios y archivos usados comúnmente, como hojas de cálculo de presupuesto.

Mira Lane, arquitecta principal de Microsoft Teams, demostró cómo la gente puede iniciar espontáneamente videoconferencias dentro del software si prefieren debatir las cosas cara a cara. «Es una forma realmente de mínima fricción de tener una reunión ad hoc», dijo Lane.

Butterfield de Slack dijo que el servicio tenía planes de incluir las conversaciones ordenadas y las videoconferencias en el futuro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.