Hace 10 años inicié mi camino como emprendedora, después de 4 intentos con diferentes emprendimientos y socios de negocio finalmente nació MILKnCOOKIES, agencia digital que en tan solo 3 años cuenta con un equipo de 40 profesionales y ha sido premiada internacionalmente, siendo el WORLD SUMMIT AWARD de las Naciones Unidas uno de los reconocimientos más importantes al ser nombrado como uno de los 5 mejores desarrolladores de E-Entertainment a nivel mundial, además de haber sido premiado en UNESCO como 1 de los 8 mejores desarrolladores de la década 2003 al 2013. ¿Cuál es la receta de nuestro éxito?

Por: Karla Ruiz Cofiño

Analizando mi recorrido en esta década de experiencias les comparto 10 lecciones que aprendí y que estoy segura, a todo emprendedor le pueden servir:

1.- Saber exactamente cuál es tu fortaleza y buscar Socios con fortalezas complementarias.  Yo me asocié con mis hermanos Wendy y Juan Carlos, nuestra fuerza está en la unión de nuestras diferencias.

2.- Encontrar tu Pasión, la cual no es hacer eso para lo que tienes más facilidad. Pasión es ese sentimiento que tenemos al hacer algo que nos permite sentirnos orgullosos de nosotros mismos. Todos los días antes de dormir, escriban algo que hayan hecho de lo que se sientan súper orgullosos, esto les ayudará a descubrir su verdadera Pasión.

3.- Salir de nuestra zona de confort y retarnos ¡al máximo! Esto va construyendo nuestra autoestima, la cual es la herramienta más poderosa para alcanzar cualquier meta.

4.- Buscar nuestra belleza interna y proyectarla hacia afuera a través de una sonrisa. Una sonrisa no cuesta nada y sin embargo lo puede todo.

5.- Las horas extras son símbolo de ineficiencia. El éxito se alcanza con planeación, organización y ejecución. El dedicar tiempo a nuestra vida personal, familia, amigos y a hacer ejercicio nos hará mejores personas, además de ayudarnos a encontrar un balance, así es más fácil alcanzar el éxito.

6.- Encontrar cuál es tu verdadero propósito en la vida. Este debe beneficiar y generar un impacto positivo más allá que solo a un nivel personal. Busquen el beneficio de su comunidad, comprométanse por trabajar en función de construir un mundo mejor.

7.- Cada persona que cruza tu camino es importante y todas y cada una de ellas tiene una lección de vida por enseñarnos.

8.- Compartir e intercambiar conocimiento, experiencias e ideas es una forma muy poderosa de contribuir a la lucha por un mundo mejor.

9.- Desarrollar nuestra habilidad de siempre ver el lado positivo ante cualquier situación, es la herramienta de emprendimiento más poderosa que podamos tener.

10.- Nunca olvidar que, no hay éxito profesional que pueda reemplazar el fracaso en la vida personal.

Ser mujer y emprender es posible, por supuesto es más difícil y complejo hacerlo al mismo tiempo que se es madre, (que es el emprendimiento más grande que toda mujer pueda tener), tenemos la oportunidad de educar a las siguientes generaciones a ser mejores que nosotros y a preocuparse por construir un mundo mejor.

Julie T. Katzman, Vicepresidenta Ejecutiva del BID, en su artículo “Basta de indignarse: comprométete” invita a todas las emprendedoras a tomar los siguientes compromisos:          

  1. Demostrar con el ejemplo a las niñas y jóvenes que sueñan con un futuro, que pueden ser lo que ellas deseen. Porque es muy difícil ser lo que no se puede ver.
  2. Ser mentora de otras, ayudar a jóvenes para que puedan alcanzar su desarrollo profesional y apoyar el proceso de crecimiento en su vida profesional.
  3. Trabajar en red con otras mujeres, para poder aprender y apoyarnos las unas de las otras.

Yo me comprometo a esto y a ser fuente de inspiración y factor de cambio  ¿Y tú, tomas el reto?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.