En la fotografía: Alysa Turner, quien vendió su boleto a un tercero después de que el hotel  le anunciara que no le daría un reembolso. / Foto: T. J. Kirkpatrick / The New York Times 

En marzo, Alysa Turner, una publicista de Washington, reservó una habitación de hotel en el programa de recompensas de Southwest Airlines. Pagó 400 dólares por una estadía de una noche en el Hilton San Francisco Union Square, pero sus planes cambiaron al terminarse el lapso para cancelar las reservas.

Por: Amy Zipkin

Como no quería perder el dinero, encontró un sitio web para la reventa de reservas de hoteles llamado Roomer Travel. Con poco que perder, Turner ofreció su habitación en USD 350 a solo 36 horas de tener que registrarse. “Fue un esfuerzo de última hora”, comentó.

A medida que las reservas se hacen más fragmentadas y las restricciones y tarifas a las cancelaciones se vuelven más generalizadas, viajeros como Turner se están haciendo para atrás. Están recurrido a la tecnología y ofreciendo en reventa reservas hoteleras no reembolsables.

Se las puede comparar con StubHubs del sector turismo.

Desde hace mucho que eBay revende sitios rentados para vacacionar. Ahora Roomer Travel, con oficinas en Nueva York y Tel Aviv, y Cancelon, una empresa con sede en Boston, ofrecen servicios similares con una variedad más amplia de opciones.

Sitios como Tingo y tripBAM, que automáticamente vuelven a reservar a un precio menor representan una amenaza mayor para los hoteles porque inflan artificialmente la tarifa por cancelación.

La práctica de los viajeros individuales de revender lo que el sector llama “inventario en dificultades”, todavía se encuentra en su infancia. Es posible que no se venda una habitación y algunos de los que las compran reportan un servicio al cliente disparejo.

No obstante, los expertos dicen que los sitios están teniendo éxito y tiene el potencial de transformar a las reservas hoteleras.

“Definitivamente, no va a desaparecer”, dijo Christopher K. Anderson, miembro del cuerpo docente de la Escuela de Administración Hotelera de la Universidad Cornell.

Anderson dijo que sitios como Tingo y tripBAM, que automáticamente vuelven a reservar a un precio menor representan una amenaza mayor para los hoteles porque inflan artificialmente la tarifa por cancelación. “A los hoteles les asustan más la cancelación y la nueva reserva automáticas porque tienen un efecto adverso al fijar precios y rentabilidad”, explicó.

En cambio, Roomer Travel y Cancelon crean un mercado secundario para las habitaciones de hotel. Los vendedores pueden pedir cualquier precio por la habitación, pero no está garantizada la reventa.

“El descuento promedio es de 45 por ciento”, dijo Richie Karaburun, un director administrativo en Roomer Travel, aunque las de ciudades de gran demanda, como Nueva York, París o Roma tienen precios más altos. En Cancelon, un posible comprador puede ofrecer un precio más bajo, pero aceptable.

Cuando se vende una habitación, Roomer Travel cobra al vendedor una tarifa de 15 %, Cancelon de 10 %. Ambas dicen que se coordinan con los hoteles para asegurarse de que se cambie el nombre en la reserva y la garantía con tarjeta de crédito. (El servicio es gratuito para el comprador.)

Cuando aparece una habitación en las listas de cualquiera de esos sitios, también queda disponible en sitios en línea sobre viajes, como Kayak y Trivago. Las habitaciones de Roomer Travel también aparecen en Skyscanner; la de Cancelon, en TripAdvisor.

Por su parte, el sector hotelero es cauteloso.

“La asociación American Hotel and Lodging está consciente de que existen sitios como estos y constantemente está monitoreando a los nuevos participantes, como éstos, en el mercado digital y su impacto en los clientes”, escribió en un correo electrónico Rosanna Maietta, una portavoz de la asociación.

Seis horas antes de registrarse, Turner, la publicista de Washington, recibió confirmación de que se había vendido su habitación al precio completo. No sabe cuál era la tarifa para esa noche, ni si podía haber obtenido más dinero. Le transfirieron la venta a su cuenta PayPal.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.