Vendió su empresa cuando esta tenía siete mil empleados, hoy sigue levantando varias empresas. Guillermo Montano nos comparte estos tips para startups.

La idea

El potencial de la visión debe ser lo suficientemente grande para mantener la idea. No importa que existan muchos competidores en el nicho de mercado en el que has centrado tu idea, siempre habrá oportunidades dentro de cualquier industria. Para ello también es necesario tener un Business Plan, es decir, tener una idea clara de a dónde queremos llegar, cómo obtendremos el dinero y definir las metas a corto, mediano y largo plazo.

La visión

Aunque nuestra idea sea grande y creamos que es lo suficientemente buena para animarnos a iniciar un negocio grande, lo mejor es iniciar en pequeño para que, si llegase a existir algún riesgo de pérdida esta no sea tan grave.

Los socios 

En mi experiencia y lo que nos funcionó a mí y a mis socios, es que reuníamos características similares en cuanto a los valores y ética profesional. Tener necesidades y ambiciones similares es ideal para que los socios se complementen. No importa si no se conocen de toda la vida; si la visión es la misma lograrán formar un buen equipo además de complementarse muy bien.

No se trata de ser mejor que el otro, se trata de que todos hagan un esfuerzo equitativo para proveer todo lo que se necesita en el emprendimiento.

Aunque nuestra idea sea grande y creamos que es lo suficientemente buena para animarnos a iniciar un negocio grande, lo mejor es iniciar en pequeño.

Los fondos

Al iniciar un negocio es importante tener un balance entre deuda y capital, y asegurarnos que esa liquidez sea utilizada exclusivamente para los negocios, ya que usualmente cuando el emprendedor empieza a obtener ganancias de su negocio, todos sus gastos personales empieza a cubrirlos la empresa, lo cual puede ser una razón para que el negocio decaiga.

La cosecha

No hay por qué enamorarnos ciegamente de nuestra idea o negocio; si hoy vendes uno de tus negocios, mañana puedes iniciar otro.

Filtrar nuevas  oportunidades 

Debes estar siempre muy involucrado en generar nuevas oportunidades para tu empresa.

No debemos olvidar que a veces se gana y a veces se pierde, pero nunca se debe perder el positivismo y el sueño de salir adelante sin dejar de ser líderes empresarios con integridad.

La capacitación es muy importante, hay que estudiar y validar a fondo el plan de negocios de nuestro emprendimiento.

Balance de vida

Debemos ser líderes con integridad ante todo. Hacer un balance entre familia y  trabajo; amistades y trabajo… Algo muy importante es el Taming, es decir, saber exactamente cuándo debemos empezar a hacer negocios.

Dar de regreso 

Nunca olvidar a quienes nos ayudaron en nuestros inicios. Debemos reconocer la labor de quienes creyeron desde el principio en nuestro negocio y siempre estuvieron presentes aunque no tuviésemos con qué pagarles, esto también incluye el ser leales a todos los proveedores que te apoyaron cuando ninguna otra empresa confió en la tuya.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.