Con el espectro de Gregory House aún cerniéndose sobre él, la reacción inicial de Hugh Laurie a interpretar a otro doctor, este en “Chance” de Hulu, fue muy mordaz.

Por: Kathryn Shattuck.

«Retrocedí y pensé: Oh, bueno, eso es una pena; esto no va a suceder, al menos no con mi», recordó. Pero después de leer los libretos adaptados de la novela de Kem Nunn, con una subcorriente de «Vértigo» de Hitchcock, sus preocupaciones ya no parecieron relevantes. «Si interpreto a dos doctores en mi vida, no creo que caiga exactamente en un género del que no pueda salir». (El programa empieza a transmitirse el 19 de octubre.)

Como Eldon Chance, Laurie es un neurosiquiatra forense en un emocionante viaje hacia la autorrealización, tratando de rescatar a una seductora paciente (Gretchen Mol) de su esposo abusivo. Con la ayuda de un Yoda militarista (Ethan Suplee), Chance echa mano de una inclinación a tomar la justicia por propia mano, y quizá su propia enfermedad mental, mientras trata de responder a la pregunta: «¿Quién soy?».

«Él ha descubierto cómo está compuesta su personalidad, qué lo hace ser quien es y cuánto de eso es desechable», dijo Laurie, de 57 años de edad. «Es una pregunta incesantemente fascinante para que nos la hagamos nosotros mismos, pero también para examinarla en la ficción».

En una entrevista telefónica desde un hotel de San Francisco, Laurie habló sobre el cerebro humano y sus recientes participaciones en «Veep» y «The Night Manager». Estos son fragmentos editados de la conversación.

P: He visto los primeros cinco episodios y…

Foto: Matt Edge / The New York Times.

R: Oh, Dios mío, ¿sí? Yo no. Encuentro muy incómodo verme, y es difícil verlo desapasionadamente. Pero, además, me ha visto en la ducha, por así decirlo. Esto es incómodo para ambos.

P: ¿Había estado buscando otra serie después de “House”?

R: No, bastante agresivamente no estaba buscando nada, en realidad. Hice esa serie por más tiempo del que me habría llevado calificar como doctor. Y terminé, después de ocho años, sin saber más de medicina que cuando empecé. Mi padre era doctor realmente. Y, si es cierto que la mayoría de los hombres buscan de alguna manera convertirse en versiones de su padre _ y no lo logran, dicho sea de paso _, parecía apropiado que yo terminara siendo una versión falsa de un médico.

P: Chance busca responder la pregunta “¿Quién soy?” ¿Eso pasaba por su mente mientras lo interpretaba?

R: Absolutamente, de manera constante. Pienso que la neurociencia es una de las vías de exploración más emocionantes que aún tenemos abiertas. Hemos estado en la luna, hemos ascendido el Everest, y James Cameron fue al fondo de la Fosa de las Marianas. Pero no hemos cruzado siquiera el umbral del entendimiento de cómo funciona el cerebro y qué es realmente la conciencia humana; qué parte de esto comprende a la mente, el alma, todas esas pequeñas palabras que se nos ocurren para definir lo indefinible.

P: ¿Volverá como el senador Tom James en “Veep” en la Temporada 6?

R: No lo sé. Estoy sentado como una especie de princesa de cuento de hadas desolada a la espera de que aterrice la paloma en el alféizar con un mensaje.

P: Tom James era bastante malo, pero usted obtuvo una nominación al Emmy interpretando a un personaje descrito como el peor hombre del mundo en “The Night Manager”.

R: Créalo o no, realmente traté de comprar los derechos de la novela cuando salió. Era un gran admirador de Le Carré. Pensé: Esto tiene que ser llevado a la pantalla. Puedo ver cada cuadro de esto; puedo escucharlo y degustarlo. Pero ya los habían vendido. Y en ese entonces, seré honesto, yo era más joven y no me imaginaba en el panel del gerente nocturno. Pero los años pasan, el cabello se cae, y uno se encuentra interpretando al peor hombre del mundo. Así es la vida.

P: Dicho todo esto, ¿ha descubierto quién es usted?

R: Absolutamente no. No tengo ni idea.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.