Salió de Guatemala cuando tenía 10 años, huyendo del conflicto armado. Su vida en Estados Unidos transcurrió de lo más normal, hasta que vio un cheque de USD 30 mil en el escritorio de un amigo,  le preguntó cómo había hecho para ganar tanto dinero.  Hoy dirige su propia empresa, la cual fundó inspirado en aquella conversación, trabaja para clientes del Fortune 500 en todo el mundo, y  factura USD 10 millones cada año.

Texto: Alexis Canahui / Fotografías: Eduardo Quintero

Desde que escuché por primera vez de Marcos, me sorprendió su historia de resiliencia. «XumaK»,  la empresa que hoy dirige sorprende por el crecimiento que ha tenido, algo hasta cierto punto inexplicable. Ahora que conozco mejor a Marcos, entiendo que todo el éxito que ha cosechado es el resultado de mucho esfuerzo, sacrificio y trabajo estratégico.

Marcos es un observador, aprendió rápido este negocio y cuando vio la oportunidad la aprovechó. He tenido la oportunidad de compartir muy de cerca con él, y a pesar del éxito que ha tenido, sigue siendo humilde con un corazón noble y con deseo de ayudar.

Acompañé a Marcos en un viaje a su natal Santa Eulalia en Huehuetenango, en el cual instaló dos laboratorios de computación en una escuela pública. El  brillo en los ojos de esos niños al recibir las computadoras, que muchos de ellos veían por primera vez, fue conmovedor.

Marcos expresó que ver eso se ha convertido en su mayor satisfacción.

¿Cómo es un día en la vida de Marcos Andrés?  

Mi rutina suele ser diferente dependiendo del lugar en el que me encuentre. Si estoy en casa, en Miami, usualmente tienden a ser días más relajados. Lo primero que hago es revisar mi email, llegan muchos correos a mi bandeja de entrada, y lo que hago es ordenarlos según su prioridad para poder responder los que son críticos primero y responder a los siguientes en el transcurso del día. Crear una agenda, ya sea escrita o mental, es primordial para iniciar el día organizado.  

Posteriormente atiendo reuniones, que usualmente son conferencias virtuales. No es común que asista a reuniones físicas, ya que mis clientes y mi equipo se encuentran en diferentes ciudades de diferentes países. Eso sí, no comienzo mi día sin un buen café, sin azúcar y sin leche.   

¿Cuál es la clave para pasar de tener una idea de negocio a tener un negocio exitoso? 

Puede ser diferente para cada persona; en mi caso, por ejemplo, una de las claves ha sido la de continuar con la mentalidad de que mi negocio es un emprendimiento. Esto es importante para poder inspirar al equipo y tener la misma meta y ganas de triunfar.  

A nivel espiritual, Dios siempre es primordial en todo, y es aun más importante cuando tienes un equipo, ya que deben hacerse decisiones calculadas, porque cualquier error que se cometa a nivel ejecutivo, afecta la vida de otros.  

¿Cómo identificaste la idea correcta del negocio al que te dedicarías? 

En mi caso, la idea correcta tuvo mucho que ver con tomar el camino más rápido para poder apoyar a mi familia financieramente; fue por necesidad. No obstante, en mi caso, el camino más rápido, no fue el más fácil. La carrera que seleccioné, es una carrera desafiante, más aún, cuando nunca había tenido experiencia en ello.  

Después de haberme graduado de la universidad y haber trabajado para una empresa de tecnología durante tres años, me di cuenta que el mercado era aún muy joven, lo cual me daba la oportunidad de comenzar un negocio que podía dar frutos en un futuro cercano y podría perdurar en un futuro muy lejano. Me basé mucho en mi habilidad y en lo que ya había aprendido.    

¿Cuál consideras que ha sido la fórmula de tu éxito? 

Creo que no existe ninguna fórmula. Sin embargo, existen aspectos que pueden dar fuerza para lograr metas para ser alguien exitoso. En mi caso, la perseverancia fue la clave. Ya habiendo definido lo que haría, me dediqué totalmente a lograrlo. Es importante mantener ese enfoque, bajo cualquier circunstancia.  

Caerme y luego levantarme con más fuerza, fueron lecciones que se convirtieron en guías. La ética y el temor a Dios es fundamental.  

Si el motor de una empresa son las ventas, ¿cómo se logra atraer a nuevos clientes? 

El motor más importante de cualquier empresa es su gente. Además de su gente, sus líderes son esenciales, y claro, uno de los aspectos más importantes, es sus ventas. Una empresa que no genera ingresos, nunca crece y desaparece rápido.   

Dependiendo del mercado en el que una empresa se desenvuelva, el nivel de dificultad de venta variará. En el caso de XumaK, es primordial que el trabajo que hacemos para nuestros clientes se haga de una manera excepcional. Esto es importante, porque nuestra reputación está en juego.  

Como empresa es fundamental estar siempre a la vanguardia, ya que los clientes quieren que su equipo sea conformado por personas que les ayuden y aporten en su crecimiento, y no por aquellos que los atrasen o vayan a ser un tropiezo. Entender las necesidades de los clientes es clave para poder apoyarlos a cumplir las metas que ellos tienen con sus propios clientes; y una fuerza de ventas que entienda bien las necesidades del cliente, además de entender bien lo que su empresa puede hacer para apoyarlos, es clave para poder captar más clientes.   

¿A quiénes de los que ahora forman parte de su equipo considera una parte fundamental en su éxito? 

El personal vanguardista es primordial. Tener a un equipo hambriento por saber cada día más y que tenga la voluntad de auto aprender es esencial. Mientras alguien estudia tecnología, al mismo tiempo aprende por medio del trabajo de cada día, y 8 horas se vuelven insuficientes. Hay que vivir la tecnología. Vivir aprendiendo, vivir expandiendo los horizontes de lo que uno sabe por medio del auto aprendizaje, es vital. 

En XumaK tenemos este modo de pensar; incluso contamos con un ejecutivo «Chief Visionary Officer», cuyo trabajo es proyectar nuestras capacidades e identificar lo que tiene alta probabilidad de sobrevivir en el futuro, para que —aunque ahora estamos bien—, podamos seguir estándolo y mucho mejor.  

Es importante que las empresas desde hoy vayan preparándose para lo que en el futuro será vital para su sobrevivencia. El rol que tiene este puesto —junto a otros líderes visionarios y líderes que se enfocan en fomentar visiones futuristas y humanas—, es fundamental para XumaK, y creo que puede serlo para cualquier empresa. 

¿Cómo has logrado trascender a pesar de las circunstancias en las que viviste de niño? 

Tuve la dicha de haber nacido en una familia que, aunque tenía recursos limitados, nunca hizo falta el amor inmenso de una madre y un padre luchador. Con mis hermanos hemos mantenido siempre una unión que nos ha dado fuerzas para salir adelante; el temor de Dios nos ha mantenido en un camino de bien.  

 Tomar todas las experiencias vividas como una fortaleza, junto al amor y cariño de familia hace trascender a cualquier persona.   

¿Qué importancia tienen las agencias digitales en la actualidad? 

En los países de primer mundo, las agencias digitales son parte del plan de negocio de cualquier organización, y el presupuesto para el marketing digital se va convirtiendo cada vez más, en el presupuesto más importante de cualquier empresa seria.  

¿Qué necesita saber un emprendedor antes de arriesgarse a tener su propio negocio? 

Antes de emprender un negocio, es importante considerar estos siguientes pasos: 

– Identificar y tener una idea correcta del negocio que se quiere emprender. 

– Crear un plan para lograr que el emprendiendo pase de ser un sueño a ser realidad. 

– Ejecutar de acuerdo al plan realizado. Si el plan cambia —que usualmente sucede—, no hay que perder el enfoque que debe haber en la meta final. 

– ¡Innovar! Llegar a tener una empresa puede ser un paso fácil. Mantener una empresa con el pasar del tiempo es el desafío más grande, ya que la empresa se deberá reinventar cada poco para poder estar siempre adelante de la competencia, y esto se hace por medio de la innovación.  

Cuando se cuenta con una empresa sostenible, ¿cuál es el mayor reto al que se enfrenta un empresario? 

En todas las empresas debiese haber una planificación con la que proyecta llegar al éxito.  

El éxito puede tardar un minuto, un día, un año, diez años o muchísimo tiempo más; la pregunta es, ¿qué es lo que nos mantiene en la cima?, y quizá durante un tiempo seamos los primeros, pero no tardará mucho para que la competencia empiece a manifestarse. El mayor desafío de tratar de permanecer en la cima o crecer, depende de cuál sea nuestro enfoque.  

Cuando inicias una empresa debes pensar qué es lo que quieres hacer con ella más adelante; pero, si la estás creando para posteriormente venderla, tendrás que tener una meta a corto plazo, y si ese es el propósito, hay distintas maneras de lograrlo. Estas usualmente no incluyen ver el futuro a cinco o diez años, haces todo e inviertes todo lo que puedas para que otra empresa la adquiera.   

Si por el contrario, tienes una visión a largo plazo con tu empresa —que es la que yo practico con Xumak—,  debes reinventarte constantemente. Research & Development es un departamento muy importante en cualquier empresa, ya que representa una inversión a futuro. Este departamento analiza y trabaja para implementar lo que funcionará dentro de dos o tres años en el mercado. Hasta ese momento esa no es más que una inversión a futuro, ya que esas innovaciones no generarán ganancia, sino hasta que puedan hacerse efectivas; después, se deberá nuevamente repetir el mismo proceso y buscar ideas que sean rentables a largo plazo. Esa debe ser la innovación que una empresa debe mantener para que siempre se mantenga en constante crecimiento y a la vanguardia.  

Marcos junto a su equipo en Xumak. / Fotografía: Revista Win – Eduardo Quintero

Las grandes empresas saben cómo reinventarse pero, ¿cómo puede reinventarse una empresa cuando todavía no es lo suficientemente grande? 

Dependiendo de cuál sea tu definición de pequeña y mediana empresa. En lo personal creo que Xumak no es una gran empresa, apenas estamos comenzando a caminar; somos una empresa que está vendiendo USD 10 millones al año, pero yo aún la veo como una empresa pequeña. Todo depende de cuál es la meta que te trazas como emprendedor. La definición de empresas grandes, medianas y pequeñas variará de acuerdo a la perspectiva de cada empresa.  

Nosotros aún nos consideramos pequeños, pero estamos compitiendo contra grandes empresas que tienen miles de empleados alrededor del mundo. Tenemos la dicha de competir con ellos, y ganamos; esto gracias a que siempre estamos a la vanguardia, y porque invertimos en investigación. Contratamos a científicos con doctorados y genios que pueden reinventar, permitiéndonos competir por grandes agencias que, sin importar su tamaño, podrán elegirnos por la calidad de nuestro trabajo. 

¿Qué es lo más difícil de mantener en una organización para que esta crezca? 

El crecimiento de un emprendedor o un empresario no se relaciona necesariamente con el producto. A mi parecer, el trabajo más difícil es el del manejo de personal; si no entiendes a tus trabajadores, se irán.  

Marcos Andrés estuvo en nuestra portada No. 3

Hay que admitir que en algunas empresas el personal es lo más importante y lo más difícil de mantener. Yo le doy muchísimo valor a los trabajadores, trato de aprender lo más que pueda de ellos para poder saber en qué son buenos y en qué tienen debilidades para fortalecerlos, o bien, reasignarlos según sus capacidades, en las áreas que necesitamos cubrir en la empresa, para que allí reluzcan. 

El personal es el trabajo más difícil, lo demás es pura creatividad. Si logras formar un equipo en donde reúnas personal visionario que tenga todo lo que tu empresa demanda, los negocios irán bien y prosperarán. En mi caso trato de que las personas que manejan mi empresa sean más inteligentes que yo. Si el más inteligente de la empresa eres tú, algo anda mal.  

Todo empresario y emprendedor debe procurar que cualquier persona que entre a la empresa contribuya a la meta que quiere lograr sin que él también deje de contribuir a ella, para que no caiga en el error de solamente dar órdenes, ya que para eso, hay otro tipo de personas que no necesariamente son líderes.

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados