Karla inició una agencia digital junto a sus hermanos, y por varios años se volcó totalmente al negocio, hasta incluso —como ella menciona—, no pensó en tener hijos ni formar una familia. A sus 39 años las cosas cambiaron y decidió organizarse para lograr formar una familia junto a su esposo.Pensando en disponer de más tiempo, inició Digital Awareness,  en donde se enfoca en charlas y talleres, lo cual le permite controlar de mejor forma sus horarios.

¿Cómo fue ese intercambio de roles, entre Digital Awareness y la maternidad?

Es bastante cómico, porque yo hice todo por organizarme, pero por mucho que uno haga planes y estrategias, nada es como uno piensa a la hora de tener a un bebé. Yo creí que iba a poder atender algunos asuntos por webinar, y nada, no pude. Un bebé demanda tiempo y atención, la lactancia es algo que me impidió al principio hacerlo.

He tenido el apoyo total de mi esposo, algo que me permite atender mis pendientes de manera eficiente, incluso si salgo de viaje, él me complementa en ese aspecto. Claro está que nos apoyamos en muchas maneras de los familiares y de la asistencia de niñera.

Comprendo que en muchos casos, no se cuenta con un esposo que sea soporte en ese aspecto, conozco muchas mamás solteras a las cuales admiro mucho, sin embargo siempre se encuentra a más de alguien que le eche la mano a uno a cuidar o atender a los bebés.

¿Crees que fue mejor esperar para convertirte en mamá?

Hay algo que se debe tener muy en cuenta a la hora de emprender, y es que muchas veces nos confundimos y creemos que éxito es tener dinero en la cuenta y demás, sin embargo, el éxito es estar pleno en familia y construir un buen futuro. Así que, mientras yo me encontraba en el pico de mi carrera, y todo me iba bien, me di cuenta que me faltaba algo, y era lo más importante. Yo en mis charlas siempre digo esta frase: “No hay éxito en la vida profesional que pueda reemplazar el fracaso en la vida personal”; así fue que decidí empezar a formar una familia.

Todas las fases de la vida tienen cosas lindas; he conocido personas que tuvieron a sus hijos a los 20 años y hoy en día, sus amigos son sus hijos y comparten y la pasan súper, incluso van a disfrutar mucho más a los nietos, eso es algo que seguramente yo no voy a tener. Al contrario de cuando tienes hijos a la edad que yo los tuve, también tiene su parte bonita, nosotros ya viajamos, ya  disfrutamos eso. Recientemente me invitaron a dar una charla a Irlanda, fui y estuve solo un día y medio; ya no tengo esa necesidad de querer “turistear” o “parrandear”; yo lo que quería era regresar pronto para estar con mi familia, porque ya tuve mi momento en el que pude hacerlo.

¿Cómo se logra llevar ambas rutinas tan intensas?

La única forma en que puedes llevar un emprendimiento con éxito y ser una buena mamá, es con energía, haciendo ejercicio y comiendo de forma saludable. Porque un negocio, cualquiera que sea, demanda atención y energía, al igual que los hijos al llegar a casa.

Muchas mujeres después del parto se tiran al abandono, o se dedican a perder tiempo en internet, mientras que pudieran dedicarse a mejorar el nivel de inglés, a meterse a algún curso en línea, lo más importante es no salirse de la jugada.

¿Cómo lograr dedicarle atención a tus hijos?

Al principio, debo confesar que quise dejar todo y volcarme totalmente a mi bebé, pero me di cuenta que no me servía de nada quedarme en casa frustrada y aburrida, y con la mente en otras cosas, y tampoco le podía dedicar a mi bebé el 100% de mi entrega y pasión. Es mejor aquella mamá que sale a la calle y está feliz siendo productiva realizándose, porque una mujer feliz, en mi opinión, es una mejor mamá.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.