A principios de este mes, Ikea abrió su primera tienda en la India, y aunque tiene muchas de las características de una tienda típica: gran extensión, una cafetería, entre otras, también tiene una gran inspiración local.

Su distintivo más particular es su flotilla de vehículos de entrega. En la tienda de Hyderabad, capital del estado de Telangana en el sur de la India, el 20% de los vehículos son Tuk-Tuks eléctricos.

Estos vehículos compactos de tres ruedas se utilizan ampliamente en toda la India para navegar ágilmente por el denso tráfico que encuentra en las grandes ciudades. Los vehículos serán cargados en la tienda a partir de la energía solar obtenida de unos 4 mil paneles solares sobre el techo del edificio. Cualquier exceso de energía recolectada se utilizará para iluminación y otros usos dentro de la tienda.

Los Tuk-Tuks solares son parte del objetivo más amplio de Ikea de crear experiencias de compra culturalmente relevantes. El New York Times informó que los empleados indios de Ikea visitaron más de mil hogares para comprender mejor a sus nuevos clientes. Observaron cómo las familias tienden a albergar reuniones improvisadas, lo que llevó a los diseñadores a crear más opciones de sillas plegables, por ejemplo.

Del mismo modo, crearon gabinetes y mostradores más bajos pues, en promedio, las mujeres indias tienden a ser de una estatura menor que las europeas y estadounidenses. Ajustar los detalles de diseño de los productos y las experiencias en la tienda para sentirse más culturalmente relevante parece ser un toque especialmente atento para una empresa que vende productos en todo el mundo, pero también es una forma inteligente de hacer negocios.

*Con información de Curbed

Lea ahora

El Salvador busca inversiones de la India en IA, seguridad, energía solar e infraestructura

“La distinción entre vida y máquina comenzará a desvanecerse”: Sophia, el robot humanoide

Jeff Bezos acuerda el divorcio más caro de la historia: US$38 mil millones

Deja tu comentario

Artículos Relacionados