¿Falta de opciones de entretenimiento a bordo? Algunos imaginan una nueva realidad

Por: Mark Scott

¿Qué pasajero de una aerolínea no ha sentido la decepción?

Uno aborda un vuelo de larga distancia, listo para pasar horas viendo sin parar una serie de televisión popular o una franquicia cinematográfica, solo para descubrir que el entretenimiento a bordo del avión está atrapado en el tiempo, ofreciendo contenido obsoleto o en un retroceso a los años 90 —pantallas de televisión comunales para toda la cabina—.

Para un público cada vez más acostumbrado a un acceso de internet casi ubicuo, con video a demanda y continuas publicaciones en redes sociales, la cabina del avión a menudo se siente como una última frontera frustrante.

Pero David Dicko, un emprendedor francés, está entre los muchos que están apuntando al hastío del entretenimiento en los vuelos.

Su empresa emergente, SkyLights, ha creado un visor de realidad virtual que permite a los viajeros ver los últimos estrenos de Hollywood en 3-D en sus asientos. El dispositivo, con una vida de batería de seis horas, está acompañado de audífonos que cancelan el ruido.

«Poner visores de realidad virtual dentro de un avión es una idea tan antigua como la propia realidad virtual»

«La gente en los aviones está ansiosa de diferentes opciones de entretenimiento», dijo Dicko, cuyo pequeño equipo de desarrolladores, divididos entre California y Francia, ha estado probando los visores en vuelos durante casi un año. En diciembre, XL Airways —una operadora francesa de vuelos de larga distancia a bajo costo— se convirtió en la primera aerolínea en ofrecer una versión comercial del servicio de SkyLights a los pasajeros por USD 16 por vuelo.

«Poner visores de realidad virtual dentro de un avión es una idea tan antigua como la propia realidad virtual», dijo Dicko, quien anteriormente trabajó como piloto para Air France-KLM, refiriéndose a la esperanza de décadas de ofrecer a los pasajeros entretenimiento estilo 3-D.

El visor 3-D de Dicko es parte de un esfuerzo en toda la industria por elevar el entretenimiento en vuelo de las operadoras a los estándares que muchos pasajeros esperan ahora cuando viajan en auto o en tren. Los esfuerzos a bordo incluyen proyectar internet de alta velocidad directamente a las cabinas, así como nuevas asociaciones con Netflix y otros servicios de transmisión de contenido en streaming.

Todo es en reconocimiento de cuán dependientes de los medios se han vuelto los viajeros de hoy. Muchos, incluso la mayoría, están más acostumbrados a acceso de internet casi universal a través de banda ancha en el hogar y paquetes de internet móvil. También es probable que tengas suscripciones a servicios de video como Hulu o servicios de música como Spotify. Y como muchos viajeros ahora llevan smartphones y tabletas en los aviones, les gustaría tener la opción de ver y escuchar ese contenido, incluso en el aire.

David Dicko haciendo algunas pruebas con los visores que podrían ser utilizados para el entretenimiento en aviones. / Foto: The New York Times.

Analistas dicen que el acceso digital y el entretenimiento pudieran ayudar a las aerolíneas a diferenciarse en un mercado cada vez más competitivo. Los consumidores pueden cambiar fácilmente su lealtad si una aerolínea rival ofrece nuevas comodidades como Wi-Fi de alta velocidad a bordo.

«Para las operadoras tradicionales, imitar las experiencias de los pasajeros en casa es su visión», dijo Diogenis Papiomytis, un analista aeroespacial de la firma de investigación de tecnología Frost & Sullivan en Dubai. «Quieren ofrecer conectividad continua del aeropuerto, al avión, a cuando se aterrice en el destino final».

 

Otros no están tan seguros

Algunos ejecutivos de aerolíneas dicen que la creciente dependencia de los viajeros de sus propios dispositivos está haciendo que las operadoras revisen sus opciones de entretenimiento a bordo existentes. Las pesadas pantallas incorporadas y los kilómetros de cable de fibra óptica que les dan servicio, señalan, pueden sumar un peso —y costo— importante a cada vuelo.

Vincent Tomasoni es director de producto en XL Airways, la operadora francesa que, junto con ofrecer a los pasajeros los nuevos visores 3-D de SkyLights, también renta tabletas a sus clientes a bordo. Dice que la capacidad de ofrecer contenido en streaming a través del Wi-Fi a bordo representa un cambio para muchas aerolíneas.

Los pasajeros pueden seguir usando sus propios dispositivos mientras acceden a una variedad más amplia de películas, programas televisivos y programas de radio, dijo, lo que permite a las aerolíneas considerar eliminar el equipo de entretenimiento en vuelo tradicional y reducir el costo y complejidad de esos servicios.

«El mundo del entretenimiento en el respaldo está acabado», dijo Tomasoni.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.