La llegada de Uber Eats a Guatemala pone en jaque a startups locales

La ciudad de Guatemala está creciendo aceleradamente, con ello, los nichos de mercado se vuelven puntos de mira para startups y grandes compañías; tal es el caso del mercado de la comida a domicilio, algo que hasta hace un par de años nadie volteaba a ver.

Por: Elder Canahui

El negocio de la comida es millonario aquí y en la China; ejecutivos, gente de negocios, incluso los millennials parecieran que ya no quieren seguir la tradición de llevar comida a sus lugares de trabajo, ahora solo es tomar el smartphone y acceder a una app para solicitar el menú del día.

Esto es algo que la startup del transporte, Uber, puso en la mira hace varios años en Estados Unidos, y ahora parece que se le ha quedado corto o ve potencial el mercado latino. Recientemente anunció el inicio de operaciones con su división Uber Eats a Guatemala, la cual viene a pelearse un nicho de mercado en aumento.

En Guatemala ya ha habido varios intentos de apoderarse de este negocio, Get My Food es uno de ellos, el cual es una plataforma web que aglomera a más de 15 restaurantes en la ciudad, limitándose a una cierta cantidad de locales. Caso similar es Hugo, que incursionó recientemente a Guatemala, una startup proveniente de El Salvador donde llegó a tener bastante aceptación y cierto éxito, sin embargo, la ciudad de Guatemala considerándose la más grande de Centroamérica es todo un reto para una app que viene de un mercado más reducido.

Uber Eats tiende a tener ventaja sobre cualquiera, puesto que cuenta con un posicionamiento enorme, sin contar la infraestructura millonaria que tiene. Además ha sido la división más rentable para la compañía.

En tan solo dos años, Uber Eats se ha posicionado en la región latinoamericana y cuenta con alrededor de 10 000 restaurantes afiliados y cerca de 15 000 repartidores, esto hasta el año 2017.

Las startups tecnológicas se enfrentan con el mayor problema para despegar y es la inversión, la cual es crucial para la operación, infraestructura y promoción. 

Como usuarios, los guatemaltecos aunque ya han pasado la brecha de desconfianza de pago en línea, aún se mantiene la idealización de confiar en una app extranjera, de la cual han escuchado hace varios años y leído en los grandes medios digitales, esto hace que una gran mayoría esté a la expectativa de cuando Uber Eats llegue a nuestra ciudad. Caso similar es el de los restaurantes que fácilmente se vuelcan a afiliarse y desear ser parte de algo que viene del primer mundo. Seguramente Uber Eats no tendrá que hacer una gran labor de convencimiento para incrementar su cartera de comercios afiliados.

Este nicho de mercado olvidado por tanto tiempo, hoy se vuelve demasiado apetecible y es hora de demostrar quiénes serán los que se lo repartan a puño limpio.

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados