El Cruise AV de General Motors, es el primer automóvil sin conductor que podrá empezar a fabricarse en 2019, en caso de que la regulación de los Estados Unidos así lo permita. Cómo es la propuesta del futuro de la movilidad según un gigante de la industria automotriz.

Tiene interior limpio; cuenta con una pantalla táctil en el centro; botones y pasos de ventilación de aire por dentro de los cánones formales de un vehículo. Aún así, el vehículo carece de algunas estructuras para calificarlo de normal: no tiene volantes ni pedales, ni otros complementos secundarios. En el tren de la aventura hacia el futuro de la movilidad, no se develaron tantos prototipos que prescindan de ambos elementos. General Motors fue más audaz: dio nombre, fecha de lanzamiento y características del primer vehículo autónomo de producción en serie.

El vehículo fue desarrollado en alianza con Cruise Automation, una empresa de software instalada en California que el conglomerado adquirió en marzo de 2016 y que le dio su nombre al vehículo sin conductor. En las primeras imágenes reveladas, se advierte que la unidad carece de representación de GM. No hay ningún símbolo ni emblema que lo reconozca como un Chevrolet o un auto del fabricante. Aunque el desarrollo de esta tecnología sí tiene el respaldo de una automotriz consagrada, la invención podrá ser vendida o bien comercializada bajo la estrategia Maven, el sistema de car sharing de GM.

Según los pronósticos de la firma, comenzará a producirse de manera masiva en 2019. Pero antes deberá ser aprobado por el la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico de Autopistas (NHTSA), la institución gubernamental que regula la actividad vehicular en los Estados Unidos. La automotriz elevó un pedido de solicitud a la entidad para permitir la circulación del vehículo autónomo en tráfico abierto. Eso ameritará realizar 16 modificaciones a las normas de seguridad preexistentes: el airbarg del volante tendrá que ser reemplazado por otro que cumpla con el mismo fin.

La NHTSA respondió con formalismos: dijo que “revisará la petición y la considerará detenidamente”. Si se concede el permiso, GM podrá lanzar hasta 2.500 vehículos autónomos por año para ser operados como servicio de taxi.

Con información de infobae.com

Artículos Relacionados

Deja un comentario