En la foto: Ryley  Pogensky, en el desván de su amiga Camilla Caliborn en Nueva York. Por sus edades, ambos pertenecen al grupo mileniático. 

El sector de la televisión está centrando muchísima de la atención en los milénicos hoy día. Miles de millones de dólares están en juego, junto con la reputación de los ejecutivos del sector que perciben a esta vasta y diversa generación –por lo general definida como la de los nacidos entre 1977 y 1995– como los consumidores de diversidad en un negocio que cambia en forma desconcertante.

Por: Sarah Lyall

Es como si las compañías estuvieran lanzando un montón de dinero contra el muro milénico, esperando que una parte se quede pegada. Verizon Communications y Hearst se han unido para producir canales de video en internet en dos nuevas multiplataformas, una dirigida a los “milénicos desde el corazón”, quienes quiera que sean. Condé Entertainment inventó un grupo demográfico llamado “milénicos sofisticados”, cuyos integrantes, al parecer, prefieren la cerveza artesanal a la de barril. Al desvelar su servicio de transmisión directa, HBONow, HBO dijo que sería un “misil milénico” en busca de calor.

¿Pero, como podría haber preguntado Freud si viviera en Estados Unidos en el 2016, qué quieren los milénicos? ¿Realmente alguien sabe? ¿Es justo agrupar a personas entre los 21 y los 39 años? Yo sentí curiosidad. Decidía realizar mi propio estudio no científico de los milénicos y sus actitudes hacia la televisión.

No es difícil encontrar a un milénico; son 79.8 millones solo en Estados Unidos. En la sucursal en Clinton Hill, Brooklyn, de Brooklyn Roasting Co., por ejemplo, encontré a uno justo en el mostrador, discutiendo con el mesero sobre qué significa “rellenar”. No tenía tiempo para hablar, pero Rob Szypko, de 25 años, quien estaba buscando cosas en su computadora portátil, tenía un momento. Se quitó los audífonos.

Algo anda mal con esta generación

“Yo batallo con el término milénico”, dijo. “Quizá decir esto sea algo muy milénico, pero yo no siento que tenga la misma forma de pensar que todos los demás solo porque dio la casualidad de que nací en el mismo lapso de 15 años”.

Tiene razón. Las personas de más edad tienden a reunir a los milénicos básicamente como a un grupo enorme y misteriosos de jóvenes denominados, que usan el teléfono todo el tiempo. Es divertido hacer chistes de ellos, tal como se hicieron de los “baby boomers” y de la Generación X, en aquellos ayeres.

“Creo algo anda mal con esta generación”, dice Jack Donaghy, el personaje de “30 Rock” que interpreta Alec Baldwin, cuando un solicitante milénico de empleo tiene que irse a su “liga irónica de kickball” y dice que “no me interesa el cargo, a menos que me estén elogiando constantemente”.

Emprendí camino rumbo a Williamsburg, otra sección llena de milénicos en Brooklyn. Encontré a dos –Austin McAllister y Ryley Pogensky, ambos de 26 años.

“La gente tiene una idea vasta de quiénes son los milénicos, pero yo no sé lo que significa esa palabra”, dijo McAllister, un cantante.

Pogensky, quien se identificó como editor en una compañía milénica de medios, fue displicente respecto de los programas de televisión que intentan retratar a su generación. (“Girls”, por ejemplo.) “Se esfuerzan demasiado en tratar de hacerlo; esa noción de la persona de la onda, exageradamente milénica”, comentó. “Usan una especie de jerga que nadie usa, que usaría tu papá”, añadió.

“MDR”, dijo McAllister.

“Está usando eso más bien sarcásticamente, en lugar de en realidad”, dijo Pogensky.

 

Empresas como Oracle y LinkedIn ahora están empleando un ejército de "consultores del milenio", según The Wall Street Journal. La generación milenial es el grupo demográfico más grande en el país, y la mayor parte de diversas culturas en la historia estadounidense . Foto: Stuart Goldenberg / The New York Times.

Empresas como Oracle y LinkedIn ahora están empleando un ejército de “consultores del milenio”, según The Wall Street Journal. La generación milenial es el grupo demográfico más grande en el país, y la mayor parte de diversas culturas en la historia estadounidense . Foto: Stuart Goldenberg / The New York Times.

 

“Son la generación más diversa de adultos en la historia de Estados Unidos, así es que eso es un gran problema para el sector del entretenimiento”, notó Jason Dorsey, cuyo trabajo como director ejecutivo de estrategia e investigador de los milénicos en el Centro de Cinética Generacional en Austin, Texas, suena como si pudiera tener su propio programa irónico de televisión. “¿Cómo programamos para una generación tan diversa que no lleva chequeras, muchos de los cuales no cargan dinero en efectivo, la mayoría de los cuales están retrasando el matrimonio y los hijos, y tienen grandes expectativas de diversidad y más deudas universitarias?”.

En efecto, “Nada los atrapa a todos, pero hay temas que sí parecen importar”, dijo Tom Ascheim, el presidente de Freeform, como se llama ahora la recién renombrada ABC Family. Si bien el público objetivo de Freeform es, en su mayor parte, de milénicos, el canal está equipado específicamente para un grupo de edad, personas de 18 a 34 años –en lugar de a una generación–, con base en que lo que quiere una generación cambia a medida que ella envejece.

“Lo que unifica a nuestros programas es que se centran en torno a jóvenes en un mundo de adultos que gira a su alrededor y que ellos tienen el poder de moldear”, dijo Ascheim.

Eso suena correcto: los milénicos sí quieren darle forma a su mundo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.