El estrés es la verdadera epidemia de este siglo.

Estilo de liderazgo; falta de compromiso de colegas y colaboradores; metas por encima de los recursos y habilidades; poco tiempo para organizar y planear; comunicación deficiente; falta de trabajo en equipo; morosidad, hacer frente a los pagos y la falta de crédito, son algunas de las causas por las que los empresarios, hoy en día, están siendo víctimas del estrés.

Por: Redacción

El emprendimiento que ha sido la solución de muchos problemas económicos y laborales, se puede convertir en una presión, a veces, difícil de sobrellevar.  La responsabilidad que recae sobre un emprendedor es enorme, de las decisiones que él tome, se deriva muchas consecuencias negativas o positivas, que de una u otra manera, afectan a todos los que están involucrados en el proyecto de emprendimiento.

El estrés es la verdadera epidemia de este siglo. Ochenta y nueve por ciento de la población mundial padece de efectos directos o indirectos del estrés,  el cual afecta cada una de las cuatro áreas de la vida: física, mental, social y espiritual.  Junto con la diabetes, el tabaquismo, la hipertensión y el colesterol alto, –según el doctor Rodolfo Rossino son los cuatro jinetes del Apocalipsis. Cada vez son más frecuentes los infartos del miocardio y los derrames cerebrales en gente joven, así como la desesperanza y los suicidios infantiles, añade el doctor Rossino.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), define al estrés laboral en los siguientes términos: “Esta enfermedad es un peligro para las economías de los países industrializados y en vías de desarrollo.  Resiente la productividad, al afectar la salud física y mental de los trabajadores.”  Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que el estrés laboral es uno de los diez problemas principales de salud, y a menudo un precursor de serias dificultades de salud mental.

La nutricionista Stephanie Morataya nos comparte: “Los empresarios tienen horarios más extensos de trabajos, largas horas fuera de casa y poco tiempo para realizar alguna actividad física, esto ocasiona que los niveles de estrés y tensión nerviosa sean más altos entre empresarios y gerentes de empresas, debido a la gran responsabilidad que se tiene. A nivel físico va a existir una disminución del sistema inmune debido al estrés y por lo tanto, están más propensos a desarrollar infecciones y otras enfermedades crónicas”.

Las causas del estrés son varias, explica la doctora Doris Ortiz, especialista en Medicina Biológica, existen las fisiológicas, sicológicas, sociales y ambientales.  Las primeras tienen relación con trastornos propiamente en relación a una enfermedad física, las segundas con las relaciones interpersonales, las sociales inclusive, pueden involucrar cambios tecnológicos, y las ambientales por la polución o cargas electromagnéticas.

Algunos signos emocionales provocados por el estrés: irritabilidad, estado defensivo, sensación de inutilidad, miedo, falta de concentración. De comportamiento: drogadicción, evasión, abandono, deudas. Físicos: agotamiento, insomnio, náusea, lumbalgias, dolores musculares, problemas digestivos, etc., por lo tanto, el estrés puede afectar nuestra vida familiar, laboral, educacional, social y por supuesto personal, detalla la especialista.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.