Neal Cross fue Gerentes de Innovación de DBS Bank y actualmente es fundador y presidente ejecutivo de Picturewealth; una Fintech australiana de rápido crecimiento enfocada en mejorar la vida financiera y felicidad de los clientes.

Cross es un experimentado empresario y emprendedor tecnológico. Es un veterano con una larga trayectoria en empresas tecnológicas y financieras de alto perfil, por esa razón no duda en afirmar que la mayoría de empresas se equivocan en la forma en la que ven al futuro.

Cross llegó a la conclusión que el futuro no será sobre digitalización, sino sobre la formación de un híbrido entre las personas y la tecnología.

Todos los interesados en innovación han escuchado decir: “Amazon es el detallista más grande del mundo y no tiene ninguna tienda; Airbnb es el servicio de hotel más grande del mundo y no tiene ningún cuarto; Uber es la empresas de transporte más grande del mundo y no tiene vehículos”. Aunque se citan con mucha frecuencia estos ejemplos, ya dejaron de ser ciertos.

Amazon esta abriendo tienda fisicas en todos el mundo, Airbnb construye cuartos para huéspedes y Uber ya cuenta con su propia flotilla de vehículos en algunas ciudades.

Los gigantes de la tecnología están avanzando hacia lo físico.

Es justamente esta paradoja la que no logran detectar la mayoría de empresas y por eso terminan cometiendo tres grandes errores al pensar en innovación:

Se centran demasiado en tecnología y la disrupción

Los negocios en la actualidad a menudo están demasiado centrados en tecnología, que es una herramienta para resolver un problema, en lugar de resolver el problema real en su modelo de negocio.

“Es como si las empresas estuvieran poniendo el material de construcción (tecnología) por encima del problema que están resolviendo”, explica Cross.

En lugar de pensar en función de tecnología, las empresas deberían pensar en función de innovación o cómo resolver los problemas de distintas formas. Netflix e iTunes, por ejemplo, son grandes líderes en innovación, pero no son innovadores en tecnología. Su éxito fue debido al modelo de distribución y fijación de precios que desarrollaron.

No escuchar a los clientes descontentos

Neal considera que muchas compañías han olvidado que están en el negocio de resolver un problema. Lo que hacen mal es intentar digitalizar la experiencia del cliente como la solución. En ese caso, señaló, no es tecnología la que genera disrupción en una industria, sino los clientes insatisfechos que intentan avanzar hacia una nueva forma de resolver su problema.

Rompen su cultura corporativa

Neal Cross observa como las empresas están desperdiciando sus mayores activos al poner a su personal a ejecutar ideas de innovación, en lugar de permitir que sean el cerebro que ayude a crearlo. Esto desmotiva y no permite que se tenga el compromiso para lanzar el proyecto hacia delante.

Cross aconseja que las personas sean parte del proceso de innovación.

Sugiere además, que la empresa debería primero brindar protección a los empleados, como una red de seguridad, que ayude y anime a tomar riesgos y cometer errores. Luego, brindarles formación y libertad.

Las empresas deben arriesgarse a innovar y transformar sus procesos antes de que se vean obligados a cambiar.

*Con información de Tech Sauce

Lea ahora

Ya pueden inscribirse Sociedades de Emprendimiento

Banco Mundial otorga préstamo por US$225 millones a BAM

Bitcoin alcanzará el USD 1 millón a finales de 2020: John McAfee

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados