China lleva años utilizando al panda como un instrumento de promoción de su cultura en occidente. El gobierno chino invierte millones en programas para su conservación, los regala a zoológicos como gestos de buena voluntada e incluso algunos tienen papel de embajadores.

Paralelamente, China ha conseguido posicionarse como el líder en energía renovable, luego de que Estados Unidos decidiera salirse del Acuerdo de París. El gobierno chino está invirtiendo a un ritmo vertiginoso en energía eólica y muy especialmente en solar.

Las autoridades chinas pensaron que hacia todo el sentido del mundo combinar el símbolo de propaganda más efectivo con el que cuentan, con su nueva imagen como potencia ecológica. El resultado es una planta de energía solar con forma de panda.

La planta esta ubicada en Datong, al oeste de Pekín. La imagen de más arriba es uno de lo primeros bocetos realizados por le empresa que construyó la planta. El resultado final es mucho menos espectacular, pero sí tiene forma de panda.

El resultado final

Según las autoridades locales, el diseño de la planta tiene como objetivo interesar a los más pequeños en las energías del futuro y en cómo podemos generar electricidad sin cargarnos al planeta entre tanto (cosa que vamos camino de conseguir). La idea pertenece a Panda Green Energy, y el complejo tiene una potencia instalada de 50MW.

El boceto realizado por uno de los diseñadores contratados por la compañía y el resultado final difieren bastante. Gran parte de la responsabilidad recae en las delicadas placas fotovoltaicas utilizadas en todas las plantas del mundo: deben ser oscuras para captar mejor la luz del sol, lo cual limita su capacidad artística.

*Con información de Xataka

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados