Carmelo Rodero pertenece a la cuarta generación de una arraigada familia de viticultores de la zona. ( Pedrosa de Duero) Ya desde su más temprana juventud, se empapó de la sabiduría y el buen hacer de sus abuelos, ayudando en la elaboración del vino en los clásicos y antiguos lagares. Cabe destacar la juventud con la que comenzó a plantar sus primeros viñedos.

Él sabía que la base de un gran vino pasa por unas buenas uvas, y convencido de la calidad de sus “perlas negras”, lo vio claro y junto a su esposa Elena apostó por el futuro elaborando sus propios vinos.

Bodegas Rodero cuenta con una amplia gama de producto que abarca desde vinos más jóvenes e intensos, hasta otros más maduros con una excepcional complejidad, estructura y elegancia. Todos ellos poseen un denominador común: la máxima calidad.

Carmelo Rodero conoce a la perfección cada centímetro de sus 140 hectáreas. Estas se encuentran repartidas en diferentes pagos, aprovechando así distintos suelos con el fin de obtener la máxima diversidad en sus uvas, que se traduce en complejidad en los vinos. La edad media del viñedo se sitúa en más de 30 años, conjugando viñedo más joven con otros que tienen en su haber cerca de 100 vendimias.

Vinos Carmelo Rodero

Tinta del País (Tempranillo) 100%

Procedente de viñedos propios con una edad de entre 5 y 20 años.

Del País (Tempranillo) 90% Cabernet Sauvignon 10%

Procedente de viñedos propios con más de 15 años.

Tinta del País (Tempranillo) 90% Cabernet Sauvignon 10%

Procedente de viñedos propios con más de 30 años.

Tinta del País (Tempranillo) 100%

De los viñedos propios del pago familiar de Valtarreña, de 45 a 55 años de edad, que debido a sus peculiaridades genéticas y a su especial microclima, producen un maduración excepcional en la bondad de sus taninos. Suelos arcillosos calcáreos y arenas frescas.

Tinta del país (Tempranillo) 75% Cabernet Sauvignon 10% Merlot 15%

Procedente de viñedos propios de más de 40 años.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados