Jorge Luis y Tylor, dos jóvenes entusiastas que se conocieron mientras ambos estudiaban en Estados Unidos, y que por cierto no estudiaban absolutamente nada que tuviera que ver con la fabricación de cerveza. Iniciaron esta startup que hoy se enceuntra en pleno crecimiento. Fue el gusto y pasión por esta bebida la que los llevó a ser pioneros en la ciudad de Antigua Guatemala con este producto.

¿Cómo surge el deseo de crear una nueva cerveza?  

Jorge: Como en muchos emprendimientos suele suceder. Estábamos trabajando en algo distinto, y junto a mi socio nos dimos cuenta que queríamos hacer algo más.

Inspirados en una cultura cervecera diferente, pensamos, qué pasaría si hacemos una nueva cerveza en la Antigua Guatemala, pero ninguno sabíamos cómo era el proceso de elaboración de una cerveza, hasta que decidí aprender. Compré un libro acerca de cómo se hacía cerveza, luego saqué un curso de una semana en otro país, con el cual adquirí el conocimiento necesario para la elaboración de la misma. Además, encontré una cervecería que me abrió las puertas para poder trabajar sin pago, para que me enseñaran cómo realmente se hacía una cerveza; esto con la ayuda de mis socios Taylor y Jack, quienes me apoyaron económicamente en esa etapa.

Todo se formó solamente con tres amigos que confiaban entre sí. Lograrlo no fue fácil, pero los tres nos apoyamos cuando no teníamos qué comer o en dónde dormir. El dueño de la cervecería donde estaba trabajando me dijo que si realmente quería dedicarme a la producción de cerveza tenía que cursar un diplomado de producción de cerveza para el que tuve que viajar a Vermont; luego regresé a la cervecería para afinar detalles para producir una cerveza realmente digna en Antigua.  Al llegar a Guatemala, empezamos los procesos para armar la empresa y solicitar los permisos; fue un proceso largo, hasta que logramos tener nuestra primera cervecería en la Antigua.

¿Cómo lograron ejecutar la idea?  

Nunca tuvimos un plan de negocios establecido para desarrollar el proyecto, no lo hicimos porque había mucha incertidumbre; no sabíamos si lograríamos conseguir todos los permisos, no sabíamos reamente a dónde íbamos. Entonces era muy difícil mostrarle a alguien un plan a detalle porque probablemente habría algunos cambios y no queríamos dedicar tanto tiempo a la elaboración de un plan, sin evaluar la aceptación que podíamos tener.

Hicimos una presentación en Power Point y con eso fuimos a buscar inversores. Desarrollamos una página web que tenía fotos de lo que habíamos hecho y un desarrollo de mercado, solo contábamos quizá con el 15% del capital que necesitábamos.

¿Que tan dificil fue iniciar?  

Nuestro primer inversionista fue un amigo mío, él nos dio un cheque y no fue hasta nueve meses más tarde que recibimos el cheque de alguien más.

En varias ocasiones hubo momentos en los que pensábamos si seguiríamos o no, porque teníamos la incertidumbre de que nos otorgaron los permisos sobre todo por el lugar, pero después de todo el proceso por el que tuvimos que pasar para madurar la idea, las personas empezaron a creer en nosotros y en que podíamos lograr hacer esto.

Al abrirse a la idea de una cerveza artesanal de alta calidad, provoca un cambio cultural, y para ello debe haber una masa crítica que haga crecer esta nueva cultura de cerveza artesanal en el país.

En Guatemala actualmente existen dos empresas que fabrican cerveza artesanal, nosotros nos hemos convertido en la tercera, y mucha gente ni siquiera sabe que existimos, por ello necesitamos contar con más masa crítica para que toda esta cultura crezca adecuadamente. Antigua Cerveza está en su infancia, y la cultura cervecera artesanal también lo está, hay mucho por hacer y por crecer.

Fotografía: Revista Win — Elder Canahui

¿Cuál es la visión que se han proyectado en cuanto a su crecimiento?  

Antigua Cerveza, primero que todo tiene que ser la cerveza de Antigua Guatemala, esta es nuestra casa, y todo lo que hemos hecho, nuestros colores, el logo, los nombres…, han sido inspirados en este lugar, así que definitivamente queremos ser la cerveza de Antigua.

Si llegamos a crecer como lo esperamos, queremos tener mayor presencia en la ciudad capital o, eventualmente, fuera del país para que los guatemaltecos —y particularmente los antigüeños— se sientan identificados y orgullosos de que nuestra cerveza sea de esta calidad; que se pueda mover a la ciudad y a otros países, eso solo se puede cuando el producto es de muy alta calidad y a la gente le gusta.

¿Qué consejos darían a los emprendedores que están por iniciar un negocio?  

Cualquier cosa que haya que hacer es fácil decirla, pero ejecutarla es muy distinto. Poner a andar una idea se escucha fácil, pero al final del día requiere mucho trabajo, y si uno se rinde, se distrae o realmente no da todo de sí, no hará lo que se ha propuesto. Cuando alguien le cuenta su idea a otra persona, uno mismo se determina a no rendirse hasta lograrlo.

Cumplir adecuadamente con los procesos que conlleva la realización de un servicio es clave para que las cosas se den de la mejor manera. En nuestro caso, nos propusimos no vender una sola cerveza hasta que contáramos con todos los permisos necesarios. Pasamos cuatro años con las ganas de vender una cerveza; teníamos todo el equipo listo pero no lo hicimos. Es más, nunca producimos una cerveza sin contar con los permisos de producción. Desde el principio hicimos las cosas bien para poder «descansar» de todos los trámites cuando llegara el tiempo de dedicarnos por completo al posicionamiento y crecimiento del negocio; esos son valores que no hay que comprometer ni dejar ir.

¿Cuántos empleos ha generado Antigua Cerveza?  

Actualmente contamos con cinco trabajadores directos en Antigua Cerveza. Hemos generado alrededor de 250 empleos indirectos con todo lo que hicimos desde que arrancamos con la preparación de la bodega para hacer una planta de producción de cerveza, hasta todo el mercadeo, embalaje, importaciones… Algo que nos inspira bastante es que las personas que trabajan directamente con nosotros no estaban laborando antes, era una oportunidad que no existía para ellos y ahora sí existe.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.