Amazon es la compañía grande más oscura de la industria tecnológica.

Por: Farhad Manjoo 

No solo es reservada como Apple, sino que el gigante de comercio electrónico y almacenamiento de datos en la nube de Jeff Bezos, raras veces explica sus objetivos tácticos de corto plazo ni su visión estratégica de largo plazo. Valora la sorpresa.

Durante los últimos años, Amazon ha dejado un rastro de pistas que sugieren que está alterando radicalmente su forma de entregar los productos. Entre otras medidas, ha desplegado su propia flota de camiones; introducido un servicio de entrega grupal tipo Uber; construido muchos almacenes manejados por robots, y ha seguido invirtiendo en un plan lejano para usar drones en las entregas. Otra vez provocó olas recientemente, cuando mostró un avión Boeing 767 pintado con publicidad de Amazon, uno de los más de 40 de la flota que tiene planificada.

Amazon quiere escapar de las enredadas vicisitudes de los caminos y de los humanos. Quiere volverse completamente autónoma, arriba, en los cielos.

Estas medidas han alimentado especulaciones de que Amazon está intentando reemplazar a las compañías de entrega de terceros de las que depende actualmente (incluyendo a UPS, FedEx y el Servicio Postal de Estados Unidos) con su propio servicio de envío a domicilio. Sus inversiones en logística también han alimentado la teoría general de que Amazon se ha vuelto esencialmente invencible en el comercio electrónico estadounidense; indudablemente fue un motivo por el que Wal-Mart, el minorista más grande del mundo, sintió la necesidad de adquirir a un audaz rival de Amazon (jet.com) por USD 3 300 millones.

Entonces, ¿cuál es el objetivo final de Amazon con las entregas? Luego de hablar con analistas, socios y competidores, y después de indagar aportes súper mínimos de la propia Amazon, sospecho que la compañía tiene una visión para el futuro de los envíos a domicilio.

La meta de más largo plazo de Amazon es más fantástica y, de tener éxito, potencialmente transformadora. Quiere escapar de las enredadas vicisitudes de los caminos y de los humanos. Quiere volverse completamente autónoma, arriba, en los cielos. El programa de drones de la compañía, que muchos de la prensa tecnológica descartaron como artilugio de márquetin cuando Bezos lo develó en el programa CBS News «60 Minutos», en 2013, es fundamental para este futuro; se podría combinar a los drones con almacenes operados por robots y con camiones que se manejen solos para desbloquear un nuevo futuro autónomo para Amazon.

Si eso pasa, la amenaza económica para los competidores sería agotadora; «las tiendas de venta al por menor dejarían de existir»

Si el programa de drones de Amazon tiene éxito (y Amazon dice que está bien encaminado), podría alterar fundamentalmente la estructura de costos de la compañía. De aquí a una década, los drones reducirían el costo unitario de cada entrega de Amazon en aproximadamente la mitad, según proyectaron analistas del Deutsche Bank en una investigación reciente. Si eso pasa, la amenaza económica para los competidores sería agotadora; «las tiendas de venta al por menor dejarían de existir», sugirieron los analistas del Deutsche.

Amazon también dice haber fabricado muchos tipos de prototipos para distintas circunstancias de entrega. Los primeros lanzamientos probablemente serán en áreas de densidad baja y media, como los suburbios, donde un dron podría aterrizar en el patio de una casa para entregar zapatos. Pero la compañía también dijo estar trabajando en sistemas para entregas en ciudades (por ejemplo, los drones podrían entregar paquetes a casilleros inteligentes ubicados en las azoteas).

Imágenes como esta son más probables en el futuro lejano. Pero según Amazon, la encarnación más cercana de la entrega con drones se dará mucho antes; la veremos dentro de los próximos cinco años, en algún lugar del mundo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.