Por Gabriel Gurovich

Cuando un emprendedor balancea sus esfuerzos y define cuánto tiempo le dedica a cada aspecto de su negocio, usualmente no calibra con data dura y/o al menos una proyección de qué retorno espera por los recursos invertidos (tiempo, dinero, etc.). De todas las razones obvias para priorizar a qué dedicarse en el día a día, hay una para la cual es más difuso visualizar su valor real y potencial; El Network.

Hacemos Network por diversas razones, pero la más concreta y empíricamente comprobable (basta conversar con un grupo relativamente grande de emprendedores, n>=30, para percibirlo) es que por serendipia; de tanto conectar y establecer relaciones, aparece ese que cambia radicalmente y exponencialmente la trayectoria de tu negocio y esto implica una inversión relativamente baja de tiempo y dinero.

Si lo pensamos pragmáticamente vemos que trabajamos día a día para lograr el éxito, la gran mayoría del tiempo nuestro avance es “de a poquitos”, vamos construyendo el futuro paso a paso… de repente y de forma fortuita conoces a alguien ¡que puede abrirte puertas y oportunidades insospechadas!

¿La mejor parte? tan solo basta una actitud de networking para comenzar a descubrir oportunidades de establecer contactos interesantes en casi todos los espacios y situaciones en las cuales nos desenvolvemos cotidianamente. Como todo emprendedor apasionado con lo que hace, sale al mundo y ten foco en establecer relaciones de valor ¡Tu negocio lo agradecerá!

Lee a Gabriel Gurovich en Medium

Lea ahora

Franquicias: Esto cuesta poner un Burger King, Dairy Queen, KFC, Subway y Taco Bell

El primer trillonario será quien conquiste el turismo aeroespacial

Luis von Ahn comparte el peor consejo que le han dado como emprendedor

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados