Javier Estrada Von Ahn, 26 años | Fundación: 2011 | No. Empleados: 42

La idea surgió cuando Javier vio como un sistema de seguridad se lo vendían a su papá a un precio exorbitante. Era demasiado costoso adquirirlo. Descubrió que podía ser mucho más económico comprarlo fuera de Guatemala.

Hizo un primer pedido a EE. UU., con USD 3000 que tenía ahorrados. No le fue bien, porque fueron productos que no lograba vender porque eran todavía muy caros. Por lo que tuvo la idea de mandar a traer a China con tan solo USD 5000; costó mucho llegar directamente a los fabricantes con esa cantidad, pero con eso empezó a crecer y hacer pedidos cada vez más grandes.

La demanda fue creciendo y el inventario se hizo corto, así que tocando puertas a los bancos le negaron un crédito por su edad. Sin embargo siguió adelante, pero hubo un punto en que teniendo la soga al cuello, acudió a otro banco y le pidieron una garantía hipotecaria, por lo que su madre le apoyó para obtenerlo.

En 2014 obtuvieron un contrato millonario, fue un proyecto en el área rural que consistió en 3100 paneles solares, fue un proceso largo para la obtención y la realización del trabajo, pero fue un éxito.

Hoy en día son la compañía de distribución más grande de cámaras de seguridad. Venden un promedio de 25 000 cámaras tri- mestrales, a 700 empresas. Distribuyen a las empresas grandes de seguridad en Guatemala con garantía y soporte. Cuentan con 3 sucursales una en Guatemala y Xela, y otra en Honduras. Su meta es aperturar en toda Centroamérica.

Se han diversificado con otras empresas: Tecnidesa, que es la de seguridad (con 42 colaboradores); Parbox, que es una comercializadora de energía; Tecnisolar, dedicada a la instalación de paneles solares; y Conectate, una empresa de internet residencial; esta última es un proyecto a futuro.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.