Edad: 35 años | Fundación: 2014 | No.Empleados: 4

Desde pequeño, Diego Telles, tuvo la inquietud de ser cocinero; ingresó a la universidad para estudiar una carrera distinta a lo que él quería dedicarse, mientras por otra parte recibía algunos cursos de cocina. Tras tres carreras fallidas en la universidad, Diego entendió que era la cocina su pasión y a lo que se quería dedicar. Empezó a profesionalizarse más en esa área hasta que finalmente en el 2006 logró estudiar la carrera de cocinero trabajando en varios lugares de Guatemala.

Tuvo la oportunidad de conocer a un chef italiano de renombre que cambió la perspectiva que él tenía de la cocina, mostrándole una cocina mucho más na a la que él no estaba acostumbrado. En ese momento era el auge de la cocina molecular —2009—, investigó lo que varios restaurantes estaban haciendo para ir a aprender de ellos, a tal punto que por medio de una carta logró estar en el restaurante Mugaritz, que en ese año se posicionaba como el 4° mejor restaurante del mundo. Logró aprender las mejores técnicas culinarias, y a su regreso al país en 2010, trabajó en las cocinas de los mejores restaurantes de Guatemala, para luego viajar a Dinamarca a aprender más técnicas, hasta que reunió el suficiente conocimiento para abrir su propio restaurante, “Flor de Lis”, en Antigua Guatemala. En 2014 decide cambiar su ubicación y trasladarse a la ciudad capital. Actualmente el restaurante se encuentra en Cayalá, en donde se enfocan en presentar de manera distinta recetas propias que el chef realiza con creatividad, a lo que se le conoce como cocina de autor.

Ahora, Telles busca afianzar el restaurante con proyectos de cocina con chefs de restaurantes gastronómicos. El restaurante también maneja un concepto de “cocina abierta”, en el que cada comensal puede acercarse a la cocina y ver el trabajo que el chef realiza al instante.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.